¿Por qué usamos la uva verdejo para nuestro blanco joven?

Porque esta variedad produce vinos de un color muy claro y un sabor a medio camino entre ácido y amargo: ácido al principio y regusto ligeramente amargo al final. De ahí que algunos identifiquen los aromas ácidos de la uva con los de la manzana verde, los cítricos (limón, lima, pomelo), e incluso piña y plátano. Una manera, algo elaborada, de hablar del verano en la campiña cordobesa.

SHARE IT:

Comments are closed.